Propuesta Pedagógica de Educación Infantil

ÍNDICE
1. INTRODUCCIÓN

2. CARACTERÍSTICAS PSICOEVOLUTIVAS DE LOS NIÑOS/AS DE 3 A 6 AÑOS.

3. OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE 3 AÑOS.

4. OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE 4 AÑOS.

5. OBJETIVOS, CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE 5 AÑOS.

6. METODOLOGÍA

7. EVALUACIÓN
1. INTRODUCCIÓN
Elaborar el Proyecto Curricular es una de las tareas más importantes para el equipo de profesores. El éxito del proceso de enseñanza-aprendizaje depende en gran medida de que se clarifiquen previamente los objetivos y de que se consensúe de forma armonizada y sistemática el plan de acción educativa para la etapa en sus diversos aspectos: qué debe aprender el alumno o alumna (contenidos), en qué orden (secuencia), para qué (capacidades finales de los alumnos), cómo (metodología) y con qué medios.

El Proyecto Curricular será un instrumento práctico y público que nos permitirá a cada profesor encuadrar las programaciones de aula en el marco conjunto de actuación, y a todos los agentes educativos (dirección, profesores, padres y alumnos) conocer la propuesta pedagógica para la etapa de la Educación Infantil, así como las correcciones generales que pueden plantearse y los mecanismos de ampliación, refuerzo o adaptación que deben ponerse en marcha.

2. CARACTERÍSTICAS PSICOEVOLUTIVAS DE LOS NIÑOS/AS DE 3 A 6 AÑOS.

3 años
Desarrollo motriz
• No consiguen permanecer mucho tiempo quietos y desarrollando la misma actividad.
• Suben las escaleras alternando los dos pies.
• Son capaces de pedalear en un triciclo.
• Aumentan y disminuyen la velocidad de la carrera.
• Pueden lavarse y secarse las manos.
• Pueden manejar libros y pasar las páginas con facilidad.
• Comienzan a hacer trazos más controlados.
Conducta adaptativa
• Son capaces de evitar algunos peligros, por ejemplo las cosas calientes.
• Pueden seguir instrucciones simples.
• Les cuesta mantener la atención en dos cosas a la vez.
• Prefieren las actividades de movimiento.
• Les gusta tocar, probar, oler y experimentar por su cuenta.
• Discriminan grande y pequeño. Logran identificar dos partes de una figura y unirlas.
Lenguaje
• Comienzan a formar frases de 3 a 5 palabras.
• Pueden plantear y responder a preguntas como ¿quién…?, ¿cómo…?, ¿dónde…?
• Tienen un vocabulario de 1. 000 palabras aproximadamente.
• Pueden comunicar sus ideas y necesidades, pero todavía no son capaces de establecer verdaderos diálogos.
• Establecen monólogos y hablan consigo mismos.
Conducta personal y social
• Realizan pequeños encargos.
• Disfrutan imitando a los adultos que les rodean.
• Comienzan a jugar con otros niños de su edad estableciendo relaciones de cooperación, pero todavía predominan los juegos solitarios.
• Les cuesta distinguir entre experiencias reales e imaginarias.
• Saben su nombre y su apellido, identificándose como una persona frente a los demás.
• Tienen reacciones emocionales extremas pero de poca duración.
• Les cuesta expresar sus sentimientos con palabras.
Pueden aparecer temores y miedos nocturnos.

4 años

Desarrollo motriz
• Empiezan a mostrar coordinación en el movimiento de su cuerpo.
• Pueden vestirse y quitarse la ropa sin ayuda.
• Recogen una pelota en movimiento y pueden tirarla con el brazo.
• Comienzan a desarrollar el sentido del equilibrio. Pueden andar a la pata coja, mantenerse en equilibrio sobre un pie, etc.
• Comienzan a adquirir habilidad en los movimientos finos de los dedos. Manejan objetos pequeños, comienzan a abotonarse la ropa, dibujan con más precisión…
Conducta adaptativa
• Disfrutan enumerando y clasificando objetos y elementos de su entorno.
• Todavía les cuesta diferenciar entre el pasado y el futuro.
• Confunden sus pensamientos con el exterior. Mezclan realidad y fantasía.
• Tienen imaginaciones y ensoñaciones de gran viveza, pueden tener amigos imaginarios.
• Les cuesta mantener la atención y cambian continuamente de actividad.
• Tienen dificultad para finalizar las tareas que empiezan.
Lenguaje
• Son capaces de combinar oraciones de dos o tres frases.
• Disfrutan con adivinanzas, chistes y juegos de palabras.
• Les gusta la conversación con los adultos. Preguntan y responden con mayor propiedad por las cosas del entorno.
• Pueden hacerse comprender por desconocidos.
• Son capaces de atender y comprender el argumento de cuentos sencillos.
• Tienen dificultad para utilizar correctamente los tiempos verbales.
Conducta personal y social
• Comienzan a mostrarse independientes pero todavía pueden presentar inseguridades ante las situaciones y personas desconocidas.
• Comienzan a desarrollar relaciones sociales con los compañeros y adultos que les rodean.
• Participan en juegos con otros niños de su edad y disfrutan con su compañía.
• Les gusta mandar y alardear para manifestar su autonomía.
• Necesitan sentirse importantes para las personas de su entorno.
• Les gusta que les elogien por sus logros, pero son capaces de reconocer sus errores.
5 años
Desarrollo motriz
• Tienen un mayor control y dominio sobre sus movimientos.
• Disfrutan con las carreras, bailes y saltos.
• Siguen el ritmo de la música con cierta corrección.
• Tienen un sentido del equilibrio bastante desarrollado, se paran sobre un pie, saltan y pueden mantenerse unos segundos de puntillas.
• Manejan con autonomía el cepillo de dientes y el peine.
• Pueden utilizar correctamente los botones y las cremalleras.
• Utilizan herramientas y utensilios escolares con mayor precisión y seguridad.
Conducta adaptativa
• Van al baño y realizan actividades de higiene personal autónomamente.
• Son capaces de seguir instrucciones de dos o tres pasos sencillos.
• Ordenan y clasifican sus objetos personales.
• Toleran mejor las actividades tranquilas y sedentarias.
• Les gusta terminar las actividades que comienzan.
• Su apreciación del tiempo está más desarrollada.
• Pueden repetir con precisión una larga sucesión de hechos.
• Pueden demorar una actividad que les interesa y retomarla con posterioridad.
Lenguaje
• Tienen un lenguaje bastante completo en forma y estructura.
• Aumentan su vocabulario hasta casi las 3.000 palabras.
• Disfrutan ejercitando sus habilidades de lenguaje.
• Realizan preguntas ajustadas a sus necesidades reales.
• Acompañan sus actividades y juegos con comentarios, diálogos y explicaciones.
• Se interesan por los significados de las palabras.
• Siguen con atención el argumento de los cuentos y relatos que les narran.
Conducta personal y social
• Son capaces de tomar en consideración los sentimientos y deseos de los demás.
• Son capaces de prestar ayuda en las tareas domésticas.
• Pueden desarrollar conductas competitivas. No les gusta la crítica y pueden enfadarse ante los fracasos.
• Les gusta jugar con compañeros de su edad desarrollando relaciones de amistad y colaboración.
• Muestran actitudes de protección hacia los más pequeños.
• Comienzan a desarrollar esquemas morales basándose en las opiniones de los adultos y familiares que les rodean.

3. OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE 3 AÑOS.

ÁREA 1: CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONMÍA PERSONAL

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

1. Reconocerse como persona diferenciada de las demás y tener una imagen ajustada y positiva de sí mismo.
2. Progresar en el control del cuerpo y desarrollar la percepción sensorial.
3. Conocer los diferentes elementos del cuerpo y reconocerse tanto a sí mismo como a los demás.
4. Identificar necesidades de sentimientos, emociones, preferencias y se capaces de denominarlas.
5. Realizar de manera autónoma actividades habituales y sencillas de la vida cotidiana.
6. Progresar en la adquisición de hábitos de actitudes relacionados con el bienestar emocional, disfrutando de las situaciones cotidianas de equilibrio y sosiego.
7. Desarrollar actitudes y hábitos de respeto con ayuda y colaboración con otros.
8. Desarrollar estrategias para satisfacer de manera cada vez más autónoma sus necesidades básicas de afecto, juego, alimentación, movimiento, exploración, higiene, salud y seguridad, manifestando satisfacción por los logros alcanzados.

CONTENIDOS

Bloque 1: El cuerpo y la propia imagen.

1. Identificación y valoración del propio cuerpo tanto de forma global como segmentaria.
2. Discriminación y aceptación de las diferencias entre los seres humanos.
3. Utilización de los sentidos a la hora de explorar el cuerpo.
4. Discriminación de las diferentes sensaciones percibidas a través de los sentidos.
5. Manifestación y regulación progresiva de los sentimientos, emociones, vivencias.
6. Una valoración y una actitud positiva ante las demostraciones de afecto de los adultos y demás compañeros.
7. Aceptación y valoración de las diferencias de la identidad y de las características de los demás.

Bloque 2: Juego y movimiento.

1. Exploración y aceptación de las posibilidades motrices del propio cuerpo en situaciones lúdicas, de la vida cotidiana y confianza en las propias posibilidades.
2. Coordinación y control corporal en las actividades que implican tanto en el movimiento global como el segmentario y la adquisición progresivas de habilidades motrices nuevas.
3. Coordinación, control e interés en las habilidades manipulativas de carácter fino.
4. Identificación de diferentes posturas en imágenes.
5. Realización y valoración de diferentes modalidades de juego.
6. Situación y desplazamientos en el espacio real.
7. Iniciación a la aceptación de reglas.
Bloque 3: La actividad y la vida cotidiana.

1. Regulación del propio comportamiento en determinadas situaciones de la vida cotidiana.
2. Resolución de situaciones problemáticas planteadas en el aula.
3. Regulación de la propia conducta en función de las peticiones y explicaciones de otros niños y adultos e influencia en la conducta de los demás: pidiendo, dando, preguntando, explicando….
4. Adquisición y valoración de hábitos elementales de organización, constancia, atención, iniciativa y capacidad de esfuerzo en la propia actividad.
5. Planificación secuenciada de la acción para realizar tareas.
Bloque 4: El cuidado personal y la salud.

1. Situaciones que favorecen la salud, el bienestar propio y de los demás.
2. Cuidado y limpieza de las distintas partes del cuerpo y realización autónoma de los hábitos elementales de higiene corporal, utilizando debidamente los espacios y materiales adecuados.
3. Contribución, colaboración y valoración en el mantenimiento de la limpieza del entorno en el que se desenvuelven las situaciones de la vida cotidiana.
4. Gusto por un aspecto personal cuidado.
5. Realización autónoma de hábitos relacionados con la alimentación y el descanso, uso progresivo de utensilios y colaboración en tareas para la resolución de estas necesidades básicas.
6. Utilización adecuada de instrumentos e instalaciones para prevenir accidentes y evitar situaciones peligrosas.
7. Discriminación de diferentes hábitos y normas: adecuado / inadecuado.

ÁREA 2: CONOCIMIENTO DEL ENTORNO.

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)
1. Observar y explorar de forma activa su entorno más inmediato y valorarlo.
2. Relacionarse con los demás de forma cada vez más autónoma.
3. Identificar los distintos grupos sociales más cercanos.
4. Manipular algunos de los elementos más cercanos del medio físico de donde están.
5. Representar e identificar algunos atributos de los elementos más cercanos iniciándose así en las habilidades matemáticas.
6. Observar y reconocer animales, plantas y fenómenos de la naturaleza y desarrollar actitudes de curiosidad.
7. Conocer y valorar los componentes básicos del medio natural.
CONTENIDOS

Bloque 1: Medio físico: elementos, relaciones y medida.
1. Los objetos, materias, fenómenos y elementos presentes en el medio e interés por su exploración.
2. Agrupación y ordenación de objetos en colecciones de acuerdo a sus semejanzas, diferencias o alguna otra característica, mostrando interés en su realización.
3. Cuantificación no numérica de colecciones (mucho, poco).
4. Utilización oral de la serie numérica para contar, aplicándola en la vida cotidiana.
5. Estimaciones de medida: de peso, altura, tiempo; interés por los instrumentos de medida.
6. Estimación de la duración de determinadas rutinas de la vida diaria en relación con las unidades de tiempo.
7. Situaciones y desplazamiento de objetos respecto a uno mismo.
Bloque 2: Acercamiento a la naturaleza.

1. Observación, cuidado, interés y análisis por determinados elementos del paisaje natural y sus características.
2. Observación del ciclo vital de los seres vivos.
3. Discriminación, clasificación e interés por determinados animales y plantas.
4. Observación y valoración de los fenómenos del medio natural.
5. Contribución a la consecución y al mantenimiento de los ambientes limpios, saludables y no contaminados; y disfrute al realizar las actividades en contacto con la naturaliza.
Bloque 3: Cultura y vida en sociedad.

1. Identificación de los primeros grupos sociales: familia y escuela.
2. Observación, cuidado, interés y análisis de determinadas características de su entorno social: normas de convivencia, culturas, tipos de familia.
3. Identificación y valoración de diferentes profesiones.
4. Interés por mejorar la capacidad de relación con los demás.
5. Gusto y disfrute por participar en las tareas cotidianas en su entorno.

ÁREA 3. LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.
OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

1. Apropiarse progresivamente de los diferentes lenguajes para expresar sus necesidades y sentimientos.
2. Experimentar y expresarse utilizando los lenguajes: corporal, plástico, musical y tecnológico.
3. Utilizar y valorar el lenguaje oral como instrumento de comunicación, representación de aprendizaje y disfrute.
4. Comprender y valorar los mensajes de otros niños y adultos tanto en la lengua propia como la extranjera.
5. Acercarse, valorar y disfrutar con las producciones de tradición cultural.
6. Desarrollar la curiosidad y la creatividad en diversas técnicas plásticas, audiovisuales… etc.
7. Iniciarse con interés en la lectura y la escritura valorándola como instrumentos de comunicación, de información y disfrute.
8. Iniciarse y mostrar interés en el uso oral de la lengua extranjera con intención comunicativa.
9. Iniciarse y valorar en el uso de instrumentos tecnológicos como fuente de información e investigación.

CONTENIDOS

Bloque 1: Lenguaje verbal.

1. Escuchar, hablar y conversar.
a. El lenguaje oral como instrumento de expresión y comunicación.
b. Uso progresivo del léxico variado con frases, con entonación y pronunciación clara y adecuada.
c. Participación y escucha activa en situaciones de comunicación.
d. Utilización adecuada de las normas que rigen el intercambio lingüístico.
e. Comprensión e interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en su entorno.
2. Aproximación a la lengua escrita.
a. Acercamiento, interés y disfrute por la lengua escrita y discriminación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica.
b. Identificación y percepción del abecedario.
c. Los instrumentos de la lengua escrita: libro, revista, carta…. Etc.
d. Atención y comprensión de narraciones, cuentos y otros mensajes leídos por un adulto.
e. Iniciación y disfrute en el uso de la escritura.

3. Acercamiento a la literatura.
a. Escucha e interés de cuentos, poesías, adivinanzas como fuente de placer y aprendizaje.
b. Recitado de textos de carácter poético disfrutando del ritmo, las rimas y belleza de las palabras.
c. Participación en juegos lingüísticos para divertirse y aprender.
d. Dramatización de textos literarios.
e. Utilización y valoración de la biblioteca con respeto y cuidado.
f. Escucha, memorización y recitación de canciones, poesías o rimas de lengua extranjera.
Bloque 2: Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación.

1. Iniciación en el uso de instrumentos tecnológicos.
2. Exploración, experimentación y disfrute con el teclado del ordenador.
3. Visionado y valoración de proyecciones audiovisuales.
4. Utilización y disfrute de proyecciones audiovisuales para acceder a la lengua extranjera.
Bloque 3: Lenguaje artístico.

1. Expresión plástica: materiales convencionales y no convencionales útiles para la expresión plástica.
2. Producción y valoración de elaboraciones plásticas para expresar acontecimientos de la vida cotidiana.
3. Exploración de las posibilidades sonoras de la voz y de las del propio cuerpo.
4. Discriminación y reconocimiento de sonidos del entorno natural y de sus contrastes básicos: largo, corto, fuerte, suave.
5. Audición, reconocimiento, interés de algunas obras musicales y disfrute en la participación y en la interpretación de canciones, juegos musicales y danza.
Bloque 4. Lenguaje corporal.

1. Control del cuerpo: actividad, movimiento, respiración reposo y relajación.
2. Recursos expresivos del propio cuerpo para expresar y comunicar ideas y sentimientos.
3. Ajuste corporal y motor ante objetos de diferentes características con finalidad expresiva o comunicativa.
4. Imitación y representación de animales, personajes y objetos.
5. Participación y disfrute en actividades de expresión corporal: danza, juego, dramatización… etc.
6. Asociación de gestos y movimientos cotidianos a expresiones lingüísticas a lengua extranjera.

4. OBJETIVOS Y CONTENIDOS DE 4 AÑOS.

ÁREA 1. CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONMÍA PERSONAL.

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

9. Reconocerse como persona diferenciada de las demás y tener una imagen ajustada y positiva de sí mismo.
10. Progresar en el control del cuerpo, desarrollar la percepción sensorial ajustando el movimiento a las características del contexto.
11. Conocer y representar su cuerpo y algunos de sus elementos, sus funciones y reconocerse tanto a sí mismo como a los demás.
12. Identificar necesidades de sentimientos, emociones, preferencias y ser capaces de denominarlas para expresarlos y comunicarlos a los demás.
13. Realizar de manera autónoma actividades habituales y sencillas para resolver problemas de la vida cotidiana.
14. Progresar en la adquisición de hábitos de actitudes relacionados con el bienestar emocional, disfrutando de las situaciones cotidianas de equilibrio y sosiego.
15. Adecuar su comportamiento a las necesidades de los otros y desarrollar actitudes y hábitos de respeto con ayuda y colaboración con otros.
16. Desarrollar estrategias para satisfacer de manera cada vez más autónoma sus necesidades básicas de afecto, juego, alimentación, movimiento, exploración, higiene, salud y seguridad, manifestando satisfacción por los logros alcanzados.
CONTENIDOS

Bloque 1: El cuerpo y la propia imagen.

1. Identificación y valoración del propio cuerpo tanto de forma global como segmentaria y elaboración y representación del esquema corporal.
2. Discriminación y aceptación de las diferencias entre los seres humanos y cambio físico e intelectual ligado al paso del tiempo.
3. Establecimiento de las referencias espaciales en relación con el propio cuerpo.
4. Identificación y utilización de los sentidos a la hora de explorar el cuerpo.
5. Discriminación de las diferentes sensaciones percibidas a través de los sentidos.
6. Identificación y control de las necesidades básicas del cuerpo en situaciones cotidianas así como en situaciones ocasionales.
7. Manifestación y regulación progresiva de los sentimientos, emociones, vivencias e iniciación en la toma de conciencia emocional adecuándolo a cada contexto.
8. Una valoración y una actitud positiva ante las demostraciones de afecto de los adultos y demás compañeros.
9. Aceptación y valoración de las diferencias de la identidad y de las características de los demás evitando actitudes discriminatorias.
10. Valoración de la diversidad de las personas como un hecho positivo y favorecedor.
Bloque 2: Juego y movimiento.

1. Exploración y aceptación de las posibilidades motrices del propio cuerpo en situaciones lúdicas, de la vida cotidiana y confianza en las propias posibilidades e iniciativa par aprender habilidades nuevas.
2. Coordinación, control y exploración corporal en las actividades que implican tanto en el movimiento global como el segmentario y la adquisición progresivas de habilidades motrices nuevas.
3. Coordinación, control e interés en las habilidades manipulativas de carácter fino y utilización correcta de los utensilios comunes.
4. Identificación de diferentes posturas en imágenes.
5. Descubrimiento y progresivo afianzamiento de la propia realidad, desarrollándola libremente en situaciones de la vida cotidiana y de juegos corporales.
6. Realización y valoración de diferentes modalidades de juego así como exploración del entorno a través del mismo.
7. Situación y desplazamientos en el espacio real: control activo y adaptación del tono y la postura a las características de los objetos, del otro, de la acción y de la situación.
8. Aceptación de reglas que rigen los juegos físicos y ajuste a ciertas normas básicas.

Bloque 3: La actividad y la vida cotidiana.

1. Regulación del propio comportamiento en determinadas situaciones de la vida cotidiana e iniciativa y progresiva autonomía e su progresiva realización.
2. Discusión, adquisición, reflexión, valoración y respeto por las normas colectivas que regulan la vida cotidiana y desarrollo de hábitos y actitudes de organización, constancia, esfuerzo y gusto por el trabajo bien hecho.
3. Regulación de la propia conducta en función de las peticiones y explicaciones de otros niños y adultos e influencia en la conducta de los demás: pidiendo, dando, preguntando, explicando….
4. Adquisición y valoración de hábitos elementales de organización, constancia, atención, iniciativa y capacidad de esfuerzo en la propia actividad.
5. Planificación secuenciada de la acción para realizar tareas con disposición favorable a la realización de tareas en grupo.
Bloque 4: El cuidado personal y la salud.

1. Acciones y situaciones que favorecen la salud, el bienestar propio y de los demás.
2. Cuidado y limpieza de las distintas partes del cuerpo y realización autónoma de los hábitos elementales de higiene corporal, utilizando debidamente los espacios y materiales adecuados.
3. Contribución, colaboración y valoración en el mantenimiento de la limpieza del entorno en el que se desenvuelven las situaciones de la vida cotidiana con progresiva iniciativa en su cumplimiento.
4. Gusto por un aspecto personal cuidado.
5. Realización autónoma de hábitos relacionados con la alimentación y el descanso y la higiene, uso progresivo de utensilios y colaboración en tareas para la resolución de estas necesidades básicas.
6. Utilización adecuada de instrumentos e instalaciones para prevenir accidentes y evitar situaciones peligrosas identificando y reconocimiento el progresivo dolor y las enfermedades propias y de los demás.
7. Discriminación, identificación y valoración de diferentes hábitos y normas: adecuado / inadecuado.

ÁREA 2: CONOCIMIENTO DEL ENTORNO.

OBJETIVOS

1. Observar y explorar de forma activa su entorno más inmediato y valorarlo para desenvolverse con cierta autonomía y seguridad.
2. Relacionarse con los demás de forma cada vez más autónoma, satisfactoria y equilibrada.
3. Identificar los distintos grupos sociales más cercanos y algunas características de sus miembros.
4. Manipular algunos de los elementos más cercanos del medio físico de donde están e indagar en ellos.
5. Representar, identificar y establecer relaciones de clasificación, orden y cuantificación iniciándose así en las habilidades matemáticas.
6. Observar y reconocer animales, plantas y fenómenos de la naturaleza y desarrollar actitudes de curiosidad.
7. Conocer y valorar los componentes básicos del medio natural y alguna de sus relaciones, cambios y transformaciones desarrollando actitudes de cuidado, respeto, responsabilidad en su conservación.
CONTENIDOS

Bloque 1: Medio físico: elementos, relaciones y medida.
1. Los objetos, materias, fenómenos y elementos presentes en el medio e interés por su exploración, actitud de respeto y cuidado hacia ellos.
2. Agrupación y ordenación de objetos en colecciones de acuerdo a sus semejanzas, diferencias o alguna otra característica, mostrando interés en su realización y relaciones de pertenencia y no pertenencia.
3. Identificación de cualidades y su grado y ordenación gradual de elementos.
4. Cuantificación no numérica de colecciones (mucha, poco) y comparación cuantitativa entre ellos.
5. Utilización oral de la serie numérica para contar, aplicándola en la vida cotidiana. Relaciones de igualdad y desigualdad (mayor que, menor que).
6. Estimación cuantitativa de colecciones y uso de números cardinales. Utilización de la serie numérica para contar.
7. Estimación de la duración de determinadas rutinas de la vida diaria en relación con las unidades de tiempo. Aplicación temporal de actividades de la vida cotidiana.
8. Situaciones y desplazamiento de objetos respecto a uno mismo. Identificación de figuras planas y exploración de algunos cuerpos geométricos elementales. Nociones topológicas básicas: abierta, cerrada, dentro, fuera, cerca, lejos.
Bloque 2: Acercamiento a la naturaleza.

1. Observación, cuidado, interés y análisis por determinados elementos del paisaje natural y sus características. Valoración para la vida cotidiana.
2. Observación, aproximación e identificación del ciclo vital de los seres vivos.
3. Discriminación, clasificación, observación, interés y respeto por determinados animales y plantas mostrando interés por las relaciones con ellos y rechazando actuaciones negativas.
4. Observación y valoración de los fenómenos del medio natural y su influencia en la vida humana.
5. Contribución a la consecución y al mantenimiento de los ambientes limpios, saludables y no contaminados; y disfrute al realizar las actividades en contacto con la naturaleza.
Bloque 3: Cultura y vida en sociedad.

1. Identificación de los primeros grupos sociales: familia y escuela y toma de conciencia vivenciada de la necesidad de su existencia y su funcionamiento. Disfrute y valoración de las relaciones afectivas que en ellos se establecen.
2. Observación, cuidado, interés y análisis de determinadas características de su entorno social: normas de convivencia, culturas, tipos de familia y deseo de participación en ellas.
3. Identificación y valoración de diferentes profesiones.
4. Interés por mejorar la capacidad de relación con los demás. Identificación y rechazo de estereotipos y prejuicios sexistas. Establecimiento de relación equilibrada entre niño y niña.
5. Gusto y disfrute por participar en las tareas cotidianas en su entorno identificando y valorando algunas señas de identidad cultural propia y del entorno.

ÁREA 3: LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN.

OBJETIVOS

1. Apropiarse progresivamente de los diferentes lenguajes para expresar sus necesidades y sentimientos, experiencias y representaciones de la realidad.
2. Experimentar y expresarse utilizando los lenguajes: corporal, plástico, musical y tecnológico mostrando interés y disfrute.
3. Utilizar y valorar el lenguaje oral como instrumento de comunicación, representación de aprendizaje y disfrute, de expresión de ideas y sentimientos.
4. Comprender y valorar los mensajes de otros niños y adultos tanto en la lengua propia como la extranjera familiarizándose con las normas que rigen los intercambios comunicativos.
5. Acercarse, valorar y disfrutar con las producciones de tradición cultural. Comprender, recitar, contar y recrear algunos textos literarios.
6. Desarrollar la curiosidad y la creatividad en diversas técnicas plásticas, audiovisuales… etc.
7. Iniciarse con interés en la lectura y la escritura valorándola como instrumento de comunicación, de información y disfrute.
8. Iniciarse y mostrar interés en el uso oral de la lengua extranjera con intención comunicativa.
9. Iniciarse y valorar en el uso de instrumentos tecnológicos como fuente de información e investigación.
CONTENIDOS

Bloque 1: Lenguaje verbal.

1. Escuchar, hablar y conversar.
a. El lenguaje oral como instrumento de expresión y comunicación y como ayuda para regular la propia conducta y la de los demás.
b. Uso progresivo del léxico variado con frases, con entonación y pronunciación clara y adecuada.
c. Participación y escucha activa en situaciones de comunicación y así como acercamiento a la interpretación de mensajes transmitidos por medios audiovisuales.
d. Utilización adecuada de las normas que rigen el intercambio lingüístico respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto.
e. Comprensión e interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en su entorno.
f. Actitud positiva hacia lea lengua extranjera.
g. Desarrollo de estrategias básicas y expresión oral de mensajes en la lengua extranjera.
h. Interés y actitud positiva hacia las distintas lenguas utilizadas en el entorno.
2. Aproximación a la lengua escrita.
a. Acercamiento, interés y disfrute por la lengua escrita y discriminación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica.
b. Identificación de palabras y frases muy significativas y usuales y percepción de diferencias y semejanzas entre ellas. Iniciación al conocimiento del código escrito a través de esas palabras y frases.
c. Los instrumentos de la lengua escrita: libro, revista, carta…. Etc.
g. Atención y comprensión de narraciones, cuentos y otros mensajes leídos por un adulto.
h. Iniciación y disfrute en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales.

4. Acercamiento a la literatura.
a. Escucha e interés de cuentos, poesías, adivinanzas como fuente de placer y aprendizaje.
b. Recitado de textos de carácter poético disfrutando del ritmo, las rimas y belleza de las palabras.
c. Participación en juegos lingüísticos para divertirse y aprender.
d. Dramatización de textos literarios y disfrute e interés por expresarse con ayuda de recursos extralingüísticos.
e. Utilización y valoración de la biblioteca con respeto y cuidado.
f. Interés por compartir interpretaciones, sensaciones y emociones provocadas por las producciones literarias.
g. Escucha, memorización y recitación de canciones, poesías o rimas de lengua extranjera.
Bloque 2: Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación.

1. Iniciación y valoración en el uso de instrumentos tecnológicos como el ordenador.
2. Exploración, experimentación y disfrute con el teclado y el ratón del ordenador para realizar actividades apropiadas como escribir su nombre.
3. Visionado y valoración de proyecciones audiovisuales.
4. Toma progresiva de conciencia de necesidad de un uso moderado de los medios audiovisuales.
5. Utilización y disfrute de proyecciones audiovisuales para acceder a la lengua extranjera.
Bloque 3: Lenguaje artístico.

1. Experimentación y descubrimiento de algunos elementos que configuran el lenguaje plástico.
2. Expresión y comunicación de hechos y sentimientos a través de producciones plásticas.
3. Producción y valoración de elaboraciones plásticas para expresar acontecimientos de la vida cotidiana.
4. Exploración de las posibilidades sonoras de la voz y de las del propio cuerpo de materiales de objetos cotidianos y de instrumentos musicales de pequeña percusión.
5. Discriminación y reconocimiento de sonidos del entorno natural y de sus contrastes básicos: largo, corto, fuerte, suave.
6. Audición, reconocimiento, interés de algunas obras musicales y disfrute en la participación y en la interpretación de canciones, juegos musicales y danza.
Bloque 4. Lenguaje corporal.

1. Control del cuerpo: actividad, movimiento, respiración, reposo, relajación, descubrimientos y experimentación de gestos y movimientos para la expresión y la comunicación.
2. Utilización y exploración de las posibilidades motrices del propio cuerpo con relación al espacio y al tiempo.
3. Recursos expresivos del propio cuerpo para expresar, comunicar ideas y sentimientos.
4. Ajuste corporal y motor ante objetos de diferentes características con finalidad expresiva o comunicativa.
5. Imitación y representación de animales, personajes y objetos.
6. Representación de personajes, situaciones y juegos simbólicos, individuales y compartidos.
7. Participación y disfrute en actividades de expresión corporal: danza, juego, dramatización… etc.
8. Asociación de gestos y movimientos cotidianos a expresiones lingüísticas a lengua extranjera.

5. OBJETIVOS, CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE 5 AÑOS.
ÁREA 1: CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONMÍA PERSONAL.

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

1. Reconocerse como persona diferenciada de las demás y formarse una imagen ajustada y positiva de sí mismo, desarrollando sentimientos de autoestima y autonomía personal.
2. Progresar en el control del cuerpo, desarrollar la percepción sensorial ajustando el tono, el equilibrio y la coordinación del movimiento a las características del contexto.
3. Conocer y representar su cuerpo y algunos de sus elementos, sus funciones, descubriendo sus posibilidades de acción y expresión.
4. Identificar necesidades de sentimientos, emociones, preferencias y ser progresivamente capaces de denominarlos, expresarlos y comunicarlos a los demás, identificando y respetando gradualmente también los de los otros.
5. Realizar de manera cada vez mas autónoma actividades habituales y tareas sencillas para resolver problemas de la vida cotidiana, aumentado el sentimiento de autoconfianza y la capacidad de iniciativa.
6. Progresar en la adquisición de hábitos de actitudes relacionados con el bienestar emocional, disfrutando de las situaciones cotidianas de equilibrio y sosiego.
7. Adecuar su comportamiento a las necesidades y requerimiento de los otros desarrollando actitudes y hábitos de respeto, ayuda y colaboración, evitando actitudes de sumisión o dominio.
8. Desarrollar estrategias para satisfacer de manera cada vez más autónoma sus necesidades básicas de afecto, juego, alimentación, movimiento, exploración, higiene, salud y seguridad, manifestando satisfacción por los logros alcanzados.

CONTENIDOS

Bloque 1: El cuerpo y la propia imagen.

1. Exploración y reconocimiento del propio cuerpo. Identificación, valoración y aceptación progresiva de las características propias. Elaboración y representación del esquema corporal cada vez más ajustado y completo.
2. Percepción de los cambios físicos propios y de su relación con el paso del tiempo. Apreciación inicial del tiempo cronológico y del tiempo subjetivo a partir de sus vivencias.
3. Percepción y estructuración de espacios interpersonales y entre objetos, reales e imaginarios, en experiencias vitales que permitan sentir, manipular y transformar dichos espacio.
4. Establecimiento de las referencias espaciales en relación con el propio cuerpo.
5. Identificación y utilización de los sentidos, expresión verbal de sensaciones y percepciones.
6. Identificación, manifestación, regulación y control de las necesidades básicas del cuerpo. Confianza en las capacidades propias para su satisfacción.
7. Identificación y expresión de sentimientos, emociones, vivencias, preferencias e intereses propios y de los demás. Iniciación a la toma de conciencia emocional y participación en conversaciones sobre vivencias afectivas. Voluntad y esfuerzo para la adaptación progresiva de la expresión de los propios sentimientos y emociones, adecuándola a cada contexto.
8. Asociación y verbalización progresiva de las causas y consecuencias de emociones básicas como amor, alegría, miedo, tristeza o rabia.
9. Aceptación y valoración ajustada y positiva de sí mismo, de las posibilidades y limitaciones propias.
10. Valoración positiva y respeto por las diferencias, aceptación de la identidad y características de los demás evitando actitudes discriminatorias.

Bloque 2: Juego y movimiento.

1. Gusto e interés por la exploración sensoriomotriz para el conocimiento personal, el de los demás y la relación con los objetos en situaciones de aula que favorezcan la actividad espontánea.
2. Exploración y valoración de las posibilidades y limitaciones perceptivas, motrices y expresivas propias y de los demás. Iniciativa para aprender habilidades nuevas y deseos de superación personal
3. Exploración y progresivo control de las habilidades motrices básicas más habituales como la marcha, la carrera, el salto y los lanzamientos.
4. Juegos motores, sensoriales, simbólicos y de reglas. Exploración del entorno a través del juego. Sentimientos de seguridad personal en la participación en juegos diversos. Gusto por el juego.
5. Confianza en las propias posibilidades de acción, participación y esfuerzo personal en los juegos y en el ejercicio físico.
6. Comprensión y aceptación de reglas para jugar, participación en su regulación y valoración de su necesidad y del papel del juego como medio de disfrute y de relación con los demás.
7. Progresivo control postural, del tono, equilibrio y respiración tanto en reposo como en movimiento.Satisfacción por el creciente dominio corporal.
8. Adaptación del tono y la postura a las características de los objetos, del otro, de la acción y de la situación.
9. Nociones básicas de orientación (hacia, hasta, desde, …) y coordinación de movimientos.

Bloque 3: La actividad y la vida cotidiana.

1. Realización de actividades propias de la vida cotidiana. Iniciativa y progresiva autonomía en su realización. Regulación del propio comportamiento, satisfacción por la realización de tareas y conciencia de la propia competencia.
2. Planificación secuenciada de la acción para realizar tareas. Aceptación de las propias posibilidades y limitaciones en la realización de las mismas. Disposición favorable a la realización de las tareas en grupos.
3. Discusión, reflexión, valoración y respeto por las normas colectivas que regulan la vida cotidiana
4. Desarrollo inicial de hábitos y actitudes de organización, constancia, atención, iniciativa y esfuerzo. Valoración y gusto por el trabajo bien hecho por uno mismo y por los demás.
5. Habilidades para la interacción y colaboración y actitud positiva para establecer relaciones de afecto con las personas adultas y los iguales. Actitud y comportamiento pro social, manifestando empatía y sensibilidad hacia las dificultades de los demás.
Bloque 4: El cuidado personal y la salud.

1. Acciones y situaciones que favorecen la salud, generan el bienestar propio y de los demás. Verbalización de vivencias personales en este campo y valoración de las mismas.
2. Práctica progresivamente autónoma de hábitos saludables: higiene corporal, alimentación y descanso. Utilización adecuada de espacios y objetos. Petición y aceptación de ayuda en situaciones que la requieran. Valoración de la actitud de ayuda de otras personas.
3. Gusto por un aspecto personal cuidado. Colaboración en el mantenimiento de ambientes limpios y ordenados. Sentimiento de bienestar y sosiego.
4. Aceptación y valoración de las normas de comportamiento establecidas durante las comidas, el descanso, los desplazamientos y la higiene, con progresiva iniciativa en su cumplimiento.
5. Valoración ajustada de los factores de riesgo que afectan directamente a la salud y adopción de comportamientos de prevención y seguridad en situaciones de seguridad. Identificación y reconocimiento progresivo del dolor y la enfermedad propia y de los demás. Actitud de tranquilidad y colaboración en situaciones de enfermedad y pequeños accidentes.
6. Identificación, valoración crítica y verbalizacion de factores y prácticas sociales que favorecen o no la salud. Actitud progresivamente crítica ente mensajes difundidos por la publicidad que puedan afectar al bienestar propio y a la relación con los demás.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN
1. Manifestar un progresivo control de su cuerpo, global y sectorialmente, dando muestra de un conocimiento cada vez más ajustado de su esquema corporal, manifestando confianza en sus posibilidades y respeto a los demás.
2. Dar muestras de mejora de sus destrezas motoras y de sus habilidades manipulativas y participar en juegos, regulando progresivamente la expresión de sentimientos y emociones.
3. Mostrar cierta autonomía en la adquisición de hábitos elementales de cuidado personal, higiene, salud y bienestar y consolidarlos progresivamente. Avanzar en la realización autónoma de actividades habituales para satisfacer necesidades básicas, mostrando interés e iniciativa.

ÁREA 2: CONOCIMIENTO DEL ENTORNO

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

1. Observar y explorar de forma activa su entorno físico, natural y social, desarrollar el sentido de pertenencia al mismo, mostrando interés por su conocimiento, y desenvolverse en él con cierta seguridad y autonomía.
2. Relacionarse con los demás de forma cada vez más equilibrada y satisfactoria, interiorizando progresivamente las pautas básicas de comportamiento social y ajustando su conducta a ella.
3. Identificar y acercarse al conocimiento de distintos grupos sociales cercanos a su experiencia, a algunas características de sus miembros, producciones culturales, valores y formas de vida, generando actitudes de confianza, respeto y aprecio.
4. Indagar el medio físico manipulando algunos de sus elementos, identificando sus características y desarrollando la capacidad de actuar y producir transformaciones en ellos.
5. Representar atributos de elementos y colecciones, y establecer relaciones de agrupamientos, clasificación, orden y cuantificación, iniciándose en las habilidades matemáticas.
6. Interesarse por el medio natural, observar y reconocer animales, plantas, elementos y fenómenos de la naturaleza, experimentar, hablar sobre ellos y desarrollar actitudes de curiosidad.
7. Conocer y valorar los componentes básicos del medio natural y algunas de sus relaciones, cambio y transformaciones, desarrollando actitudes de cuidado, respeto y responsabilidad en su conservación.

CONTENIDOS

Bloque 1: Medio físico: elementos, relaciones y medida.

1. Los objetos y materias presentes en el medio, sus funciones y usos cotidianos. Interés por su exploración y actitud de respeto y cuidado hacia objetos propios y ajenos y cuidado de los mismos.
2. Percepción de semejanzas y diferencias entre los objetos. Discriminación de algunos atributos de objetos y materias. Interés por la clasificación de elementos. Relaciones de pertenencia y no pertenencia.
3. Identificación de cualidades y sus grados. Ordenación gradual de elementos. Uso contextualizado de los primeros números ordinales.
4. Cuantificación no numérica de colecciones (muchos pocos). Comparación cuantitativa entre colecciones de objetos. Relaciones de igualdad y de desigualdad (igual que, más que, menos que).
5. Estimación cuantitativa exacta de colecciones y uso de números cardinales referidos a cantidades manejables. Utilización oral de la serie numérica para contar. Observación y toma de conciencia del valor funcional de los números y de su utilidad en la vida cotidiana.
6. Exploración e identificación de situaciones en que se hace necesario medir. Algunas unidades convencionales y no convencionales e instrumentos de medida. Aproximación a su uso. Interés y curiosidad por los instrumentos de medida.
7. Estimación intuitiva y medida del tiempo. Ubicación temporal de utilidades de la vida cotidiana. Detección de regularidades temporales, como ciclo o secuencia. Observación de algunas modificaciones ocasionadas por el paso del tiempo en los elementos del entorno.
8. Situación de si mismo y de los objetos en el espacio. Posiciones relativas. Identificación de formas planas y tridimensionales en elementos del entorno. Exploración de algunos de algunos cuerpos geométricos elementales. Nociones topológicas básicas (abierto, cerrado- dentro, fuera…) y realización de desplazamientos orientados.
Bloque 2: Acercamiento a la naturaleza.

1. Identificación de seres vivos y materias inertes como el sol, animales, plantas, rocas, nubes o ríos. Valoración de su importancia para la vida. Observación de la incidencia de las personas en el medio natural.
2. Detección de algunas características, comportamientos, funciones y cambios en los seres vivos. Aproximación al ciclo vital. Formulación de conjeturas sobre los seres vivos.
3. Observación, discriminación y clasificación de animales y plantas. Curiosidad, interés y respeto por ellos. Interés y gusto por las relaciones con ellos, rechazando actuaciones negativas y tomando conciencia de que son bienes compartidos que debemos cuidar.
4. Observación de los fenómenos del medio natural y valoración de la influencia que ejercen en la vida humana. Formulación de conjeturas sobre sus causas y consecuencias.
5. Disfrute al realizar actividades en contacto con la naturaleza. Valoración de su importancia para la salud y el bienestar. Visión crítica y valoración de actitudes positivas en relación con la naturaleza.
Bloque 3: Cultura y vida en sociedad.

1. Identificación de los primeros grupos sociales de pertenencia: familia y escuela. Toma de conciencia vivenciada de la necesidad de su existencia y su funcionamiento. Disfrute y valoración de las relaciones afectivas que en ellos se establecen.
2. Observación, necesidades, ocupaciones y servicios en la vida de la comunidad. Conocimiento de que las personas se organizan en distintos grupos sociales. Deseo de participación en ellos.
3. Adopción progresiva de pautas adecuadas de comportamiento y normas básicas de convivencia. Disposición para compartir y para resolver conflictos mediante el diálogo de forma progresivamente autónoma.
4. Interés por participar y colaborar en las tareas cotidianas en el hogar y la escuela. Identificación y rechazo de estereotipos y prejuicios sexistas. Establecimientos de relaciones equilibradas entre niñas y niños.
5. Reconocimiento y valoración de algunas señas de identidad cultural propias y del entorno y participación activa e interesada en actividades sociales y culturales. Interés por el conocimiento y valoración de producciones culturales propias presentes en el entorno.
6. Identificación de algunos cambios en el modo de vida y las costumbres en relación con el paso del tiempo.
7. Interés y disposición favorable para entablas relaciones respetuosas, afectivas y recíprocas con niñas y niños de otras culturas.
8. Gusto y disfrute por participar en las tareas cotidianas en su entorno identificando y valorando algunas señas de identidad cultural propia y del entorno.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN
1. Mostrar curiosidad e interés por el descubrimiento del entorno, y, progresivamente: identificar, discriminar objetos y elementos del entorno inmediato y actuar sobre ellos; agrupar, clasificar y ordenar elementos y colecciones según semejanzas y diferencias ostensibles; discriminar y comparar algunas magnitudes y cuantificar colecciones mediante el uso de la serie numérica.
2. Dar muestras de interesarse por el medio natural, identificar y progresivamente: nombrar algunos de sus componentes, establecer relaciones sencillas de interdependencia, manifestar actitudes de cuidado y respeto hacia la naturaleza, y participar en actividades para conservarla.
3. Identificar y conocer los grupos sociales más significativos de su entorno, algunas características de su organización y los principales servicios comunitarios que ofrecen. Poner ejemplos de sus características y manifestaciones culturales, y valorar su importancia.
ÁREA 3: LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN

OBJETIVOS (se expresan en términos de capacidades)

1. Apropiarse progresivamente de los diferentes lenguajes para expresar sus necesidades y sentimientos, experiencias y representaciones de la realidad.
2. Experimentar y expresarse utilizando los lenguajes: corporal, plástico, musical y tecnológico, para representar situaciones, vivencias, necesidades y elementos del entorno y provocar efectos estéticos, mostrando interés y disfrute.
3. Utilizar el lenguaje oral como instrumento de comunicación, representación de aprendizaje y disfrute, de expresión de ideas y sentimientos, y valorar la lengua oral como un medio de regulación de la conducta personal y de la convivencia.
4. Comprender las intenciones comunicativas y los mensajes de otros niños y adultos, familiarizándose con las normas que rigen los intercambios comunicativos y adoptando una actitud favorable hacia la comunicación tanto en la lengua propia como en la extranjera.
5. Acercarse a las producciones de tradición cultural. Comprender, recitar, contar y recrear algunos textos literarios, mostrando actitudes de valoración, disfrute e interés hacia ellos.
6. Desarrollar la curiosidad y la creatividad interactuando con producciones plásticas y audiovisuales y tecnológicas, teatrales, musicales, o danzas, mediante el empleo de diversas técnicas.
7. Iniciarse en los usos sociales de la lectura y la escritura explorando su funcionamiento y valorándolas como instrumentos de comunicación, información y disfrute.
8. Iniciarse y mostrar interés en el uso oral de la lengua extranjera con intención comunicativa en actividades relacionadas con las situaciones habituales del aula y mostrar interés y disfrute al participar en estos intercambios.
9. Iniciarse y valorar en el uso de instrumentos tecnológicos, valorando su potencial como favorecedores de comunicación, de expresión y como fuente de información y diversificación de aprendizajes.
CONTENIDOS
Bloque 1. Lenguaje verbal.
Escuchar, hablar y conversar.
1. Utilización y valoración progresiva de la lengua oral para evocar y relatar hechos, para explorar conocimientos, expresar y comunicar ideas y sentimientos y como ayuda para regular la propia conducta y la de los demás.
2. Uso progresivo, acorde con la edad, de léxico variado y con creciente precisión, estructuración apropiada de frases, entonación adecuada y pronunciación clara.
3. Participación y escucha activa en situaciones habituales de comunicación. Acomodación progresiva de sus enunciados a los formatos convencionales, así como acercamiento a la interpretación de mensajes, transmitidos por medios audiovisuales.
4. Utilización adecuada de las normas que rigen el intercambio lingüístico, respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto.
5. Interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en rutinas y situaciones habituales de comunicación. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse.
6. Comprensión de la idea global de textos orales en lengua extranjera, en situaciones habituales del aula y cuando se habla de temas conocidos y predecibles. Actitud positiva hacia la lengua extranjera.
7. Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral de mensajes en lengua extranjera: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce a la lengua extranjera.
8. Interés y actitud positiva hacia las diferentes lenguas utilizadas en el entorno y hacia los usos particulares que hacen de ellas las personas.
Aproximación a la lengua escrita.
1. Acercamiento a la lengua escrita como medio de comunicación, información y disfrute. Interés por explorar algunos de sus elementos.
2. Diferenciación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica. Identificación de palabras y frases escritas muy significativas y usuales. Percepción de diferencias y semejanzas entre ellas. Iniciación al conocimiento del código escrito a través de esas palabras y frases.
3. Uso, gradualmente autónomo, de diferentes soportes de la lengua escrita como libros, revistas, periódicos, ordenadores, carteles o etiquetas. Utilización progresivamente ajustada de la información que proporcionan.
4. Interés y atención en la escucha de poesías, narraciones, explicaciones, instrucciones o descripciones transmitidas o leídas por otras personas.
5. Iniciación en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales. Interés y disposición para comunicarse por escrito y por el uso de algunas convenciones del sistema de la lengua escrita como linealidad, orientación y organización del espacio, y gusto por producir mensajes con trazos cada vez más precisos y legibles.
Acercamiento a la literatura.
1. Escucha y comprensión de cuentos, relatos, leyendas, poesías, rimas o adivinanzas, tanto tradicionales como contemporáneas, como fuente de placer y de aprendizaje.
2. Recitado de algunos textos de carácter poético, de tradición cultural o de autor, disfrutando de las sensaciones que el ritmo, la rima y la belleza de las palabras producen.
3. Participación creativa en juegos lingüísticos para divertirse y para aprender.
4. Dramatización de textos literarios y disfrute e interés por expresarse con ayuda de recursos extralingüísticos.
5. Interés por compartir interpretaciones, sensaciones y emociones provocadas por las producciones literarias.
6. Interés y curiosidad por conocer textos literarios propios de otras culturas presentes en el entorno.
7. Utilización de la biblioteca con respeto y cuidado, valoración de la biblioteca como recurso de información, aprendizaje, entretenimiento y disfrute.
8. Escucha, comprensión global y memorización y recitado de fragmentos de canciones, cuentos, poesías o rimas en lengua extranjera.
Bloque 2. Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación.
1. Iniciación en el uso de instrumentos tecnológicos como ordenador, periféricos, cámara o reproductores de sonido e imagen, como facilitadores de la comunicación.
2. Exploración del teclado y el ratón del ordenador y experimentación de su uso para realizar actividades apropiadas como escribir su nombre, rellenar calendarios, agendas, mensajes, carteles, dibujar, transformar imágenes o jugar.
3. Visionado de producciones audiovisuales como películas, videos o presentaciones de imágenes. Valoración crítica de sus contenidos y de su estética.
4. Distinción progresiva entre la realidad y representación audiovisual.
5. Toma progresiva de conciencia de la necesidad de un uso moderado, crítico y significativo de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información y la comunicación.
6. Utilización de producciones audiovisuales y de las tecnologías la información y la comunicación para el acercamiento a la lengua extranjera.
Bloque 3. Lenguaje artístico.
1. Experimentación y descubrimiento de algunos elementos que configuran el lenguaje plástico (línea, forma, color, textura, espacio…).
2. Expresión y comunicación de hechos, sentimientos y emociones, vivencias, o fantasías a través del dibujo y de producciones plásticas realizadas con distintos materiales y técnicas.
3. Interpretación y valoración, progresivamente ajustada, de diferentes tipos de obras plásticas presentes en el entorno.
4. Exploración de las posibilidades sonoras de la voz, del propio cuerpo, de materiales y objetos cotidianos y de instrumentos musicales de pequeña percusión. Utilización de los sonidos hallados para la interpretación, la sonorización de textos e imágenes y la creación musical.
5. Reconocimiento de sonidos del entorno natural y social, y discriminación auditiva de sus rasgos distintivos y de algunos contrastes básicos (largo-corto, fuerte-suave, agudo-grave).
6. Audición activa y reconocimiento de algunas obras musicales de diferentes géneros y estilos. Participación activa y disfrute en la interpretación de canciones, juegos musicales y danzas.
7. Interpretación y memorización de canciones, danzas e instrumentaciones sencillas.
8. Participación activa y disfrute en la audición musical, los juegos musicales y la interpretación de canciones y danzas.
Bloque 4. Lenguaje corporal.
1. Descubrimiento y experimentación de gestos y movimientos como recursos corporales para la expresión y la comunicación. Familiarización con la imagen especular para la toma de conciencia de la propia expresividad.
2. Utilización, con intención comunicativa y expresiva, de las posibilidades motrices del propio cuerpo con relación al espacio y al tiempo.
3. Exploración de las propias posibilidades expresivas y comunicativas en relación con objetos y materiales.
4. Ajuste corporal y motor ante objetos de diferentes características con finalidad expresiva o comunicativa.
5. Imitación de animales, personajes y objetos.
6. Representación espontánea de personajes, hechos y situaciones en juegos simbólicos, individuales y compartidos.
7. Participación en actividades de dramatización, danzas, juego simbólico y otros juegos de expresión corporal.
8. Asociación de gestos y movimientos cotidianos a expresiones lingüísticas en lengua extranjera para favorecer la adquisición de léxico y la comunicación.

CRITERIOS DE EVALUACIÓN
1. Participar en situaciones comunicativas a través de protoconversaciones, o sistema de turnos, y juegos de interacción social.
2. Utilizar la lengua oral del modo más conveniente para la comunicación con sus iguales y con adultos, según las intenciones comunicativas, y comprender mensajes orales diversos, mostrando una actitud de escucha atenta y respetuosa.
3. Mostrar interés por los textos escritos presentes en el aula y en el entorno próximo, iniciándose en su uso, en la comprensión de sus finalidades y en el conocimiento de algunas características del código escrito. Interesarse y participar en las situaciones de lectura y escritura que se proponen el aula.
4. Expresarse y comunicarse utilizando medios, materiales y técnicas propios de los diferentes lenguajes artísticos, tecnológicos y audiovisuales, mostrando interés por explorar sus posibilidades, por disfrutar con sus producciones y por compartir con los demás las experiencias estéticas y comunicativas.
6. METODOLOGÍA

El proceso de enseñanza-aprendizaje debe cumplir los siguientes requisitos:

• Partir del nivel de desarrollo del alumnado y de sus aprendizajes previos.
• Asegurar la construcción de aprendizajes significativos a través de la movilización de sus conocimientos previos.
• Posibilitar que los alumnos/as realicen aprendizajes significativos por sí mismos/as.
• Favorecer situaciones en las que los alumnos/as deban actualizar sus conocimientos.
• Proporcionar situaciones de aprendizaje que tengan sentido para los alumnos/as, con el fin de que resulten motivadoras.

En coherencia con lo expuesto, los principios que orientan la práctica educativa son los siguientes:

• Metodología activa
Supone atender a aspectos íntimamente relacionados, referidos al clima de participación e integración del alumnado en el proceso de aprendizaje; esto es, velar por la integración activa de los alumnos/as en la dinámica general del aula y en la adquisición y configuración de los aprendizajes.

• Motivación
Se procurará partir de los intereses, demandas, necesidades y expectativas de los alumnos/as. También será importante arbitrar dinámicas que fomenten el trabajo en grupo.

• Atención a la diversidad del alumnado
La intervención educativa con los alumnos/as asume como uno de sus principios básicos tener en cuenta sus diferentes ritmos de aprendizaje, así como sus distintos intereses y motivaciones.

• Relación con las familias
Las características propias del aprendizaje entre los tres y los seis años exige prestar una especial atención a la relación y coordinación pedagógica entre la escuela y las familias. En esta etapa, la educación de los niños y niñas está íntimamente relacionada con sus experiencias y vivencias en la vida cotidiana, ligándose de tal manera que todo lo que ocurre en el ámbito de la familia tiene una repercusión en la escuela y viceversa. La necesidad de una continuidad y complementariedad en las tareas educativas hace que la colaboración y cooperación se planteen como unas tareas no solo deseables sino imprescindibles para garantizar el éxito del proceso educativo.

• Evaluación del proceso educativo
La evaluación se concibe de una forma holística, es decir, analiza todos los aspectos del proceso educativo y permite la retroalimentación y la aportación de informaciones precisas que permiten reestructurar la actividad en su conjunto.
Todas estas consideraciones se reflejan en una dinámica de aprendizaje en el aula donde se prestará especial atención a los siguientes aspectos:

• Crear permanentemente un clima relacional y afectivo positivo. Establecer una relación de confianza y receptividad entre el alumnado y el/la maestro/a. Procurar que se sientan tranquilos, confiados y seguros, durante su permanencia en el centro y a la hora de realizar las actividades.
• Implicarlos, en la medida de lo posible, en el funcionamiento y en la organización del aula. Asignarles progresivamente responsabilidades para que colaboren en el mantenimiento del orden y en la dinámica establecida conjuntamente. Posibilitar que puedan elegir, en determinados momentos, ciertas actividades.
• Establecer cauces apropiados de coordinación y relación entre las familias y la escuela.
• Tener en cuenta el contexto sociocultural en el que vive el alumnado a la hora de planificar y desarrollar la práctica educativa prevista en cada unidad didáctica.
• Fomentar la necesidad de que encuentre el origen o la causa de los problemas y que intente hacer un diagnostico de cada uno de ellos. Posteriormente, generar escenarios que faciliten la búsqueda de las soluciones posibles y creativas a cada problema, analizar las consecuencias, reflexionar intentando situarse en el lugar de los demás, programar y temporizar las actuaciones necesarias para conseguir los objetivos pactados previamente, determinar los recursos necesarios para poderlos llevar a buen término
• Intentar interpretar y comprender los comportamientos (sentimientos y reacciones) del alumnado en diferentes situaciones. Exigirles un nivel de respuesta de acuerdo a sus posibilidades y a su proceso evolutivo.
• Favorecer o potenciar la autoestima, empezando por realizar actividades que les ayuden en el conocimiento y en la aceptación de uno mismo. Potenciar a través de todos los trabajos y las relaciones, la formación de un autoconcepto positivo.
• Plantear actividades que posibiliten esta interacción (alumno-alumno, maestro-alumno) proponiendo agrupamientos en gran grupo, en grupos pequeños y por parejas. Potenciar, siempre que sea factible, el trabajo cooperativo dentro del grupo clase.
• Respetar en todo momento las características propias e individuales del alumnado, evitando, en la medida de lo posible, generar situaciones desagradables, tensas, desmotivadoras, etc., que podrían tener repercusiones negativas en el aprendizaje.
• Utilizar el entorno más inmediato del alumnado para implementar determinados contenidos de la unidad didáctica.
• Equilibrar en la práctica docente la realización de actividades nuevas y variadas con el componente indispensable en estas edades de reiteración y de rutina.
• Aportar informaciones motivadoras que conecten con los conocimientos que ya poseen los niños. Fomentar actitudes de interés y curiosidad por la observación de fenómenos, por los códigos convencionales y por los instrumentos de cultura.
• Realizar actividades funcionales y significativas que puedan ser proyectadas posteriormente por el alumnado en los entornos y/o contextos que los rodean.
ACTIVIDADES DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

Atendiendo a los principios pedagógicos adoptados, en el diseño de las actividades de enseñanza-aprendizaje se prestará especial atención a los siguientes aspectos:

• Comunicar al alumnado los objetivos que pretendemos desarrollar haciéndoles ver su significatividad.
• Utilizar estrategias comunicativas, vocabulario y terminología adaptados a la tipología de alumnado que tenemos en aula.
• Presentar y explicar el contenido de las actividades a realizar y comprobar que el alumnado ha hecho una representación correcta de su contenido. En este ciclo es importante no dar nada por sabido o entendido de antemano.
• Proponerles actividades de duración y dificultad adecuada que no generen cansancio, aburrimiento o desinterés hacia el objeto de aprendizaje.
• Realizar determinadas actividades que posibiliten la observación directa e indirecta, la manipulación y la experimentación y utilizarlas, entre otras funciones, como punto de partida a la hora de establecer relaciones entre los nuevos contenidos que tenemos programados y los conocimientos/aprendizajes previos que el alumnado ya tiene interiorizados en su estructura cognoscitiva.
• Utilizar el descubrimiento como uno de los recursos de partida a la hora de desarrollar los nuevos aprendizajes que tenemos programados en la unidad didáctica.
• Utilizar la memoria comprensiva a la hora de recordar lo que el alumnado ya ha aprendido y que, posteriormente, será la base a partir de la cual iniciaremos nuevos aprendizajes de la unidad didáctica. Recurrir a la memoria mecánica para trabajar determinadas actividades específicas.
• Trabajar los conceptos temporales partiendo de situaciones en las que el alumnado pueda comprender claramente acciones ocurridas en el pasado, en el presente o que puedan suceder en el futuro y evitar otras que puedan confundirse con antes y después; para ello, aprovechar hechos significativos del entorno próximo, pequeñas conversaciones, excursiones, rutinas escolares, etc.
• Realizar las actividades de aprendizaje teniendo en cuenta tres momentos:
a) Antes de empezar: actividades previas para poner en contacto al alumnado con el objeto de aprendizaje, motivarlo y despertar su interés, activar los conocimientos y experiencias previas, y, si es necesario, introducir aquellos aprendizajes que les permitan poder realizar la actividad.
b) Durante la realización: actividades didácticas destinadas a adquirir los nuevos conocimientos, detectar las posibles dificultades e intentar resolverlas. En todo momento se procurará mostrar a los alumnos la funcionalidad de lo aprendido.
c) Después de la realización: actividades posteriores para consolidar los aprendizajes adquiridos, reforzar aquellos en los cuales han tenido más dificultades o ampliar los que ya ha adquirido por tener unas capacidades o unos conocimientos previos que se lo permiten.
• Desarrollar en la medida de lo posible actividades que puedan ser evaluables por el docente y por el propio alumnado, para, si es necesario, poderlas reajustar permanentemente, analizando sus dificultades, expectativas y los resultados obtenidos.
• Utilizar el juego como actividad motivadora y recurso didáctico habitual, procurando realizar tipos de juegos variados y no competitivos.
• Utilizar el juego dirigido como instrumento educativo para:
a) Trabajar, a partir de su práctica, las intenciones educativas que establezcamos en torno a cada alumno individualmente y entorno al grupo.
b) Observar como es cada alumno/a y como funciona el grupo, sus habilidades y limitaciones, como responde delante de las dificultades, su postura, interés en la participación, respeto a las normas, cambios de actitud, disposición ante los propios errores y los de los demás, etc.

AGRUPAMIENTO DE LOS ALUMNOS Y LAS ALUMNAS

Los modelos de agrupamiento elegidos para el grupo-clase estarán presididos fundamentalmente por dos ideas reguladoras: que favorezcan el intercambio comunicativo y la resolución cooperativa de las tareas.
Con esta intención, se organizarán agrupamientos flexibles en función del tipo de actividad. Distintos tipos de agrupamiento:

– El trabajo individual se realizará en fichas individuales y en actividades para facilitar el ritmo individual de aprendizaje de nuestros alumnos/as.
– El trabajo en pequeños grupos se propondrá en actividades que requieran una distribución de tareas para llegar a un fin común: confección de murales, juegos de construcción…
– El trabajo en gran grupo se organizará para determinadas actividades, por ejemplo: asamblea, actividades audiovisuales, propuestas de juegos, canciones, dramatizaciones y puestas en común.

Por otro lado, se fomentará la interacción entre todos los alumnos, favoreciendo el diálogo entre ellos en los momentos de trabajo o de juego, promoviendo la verbalizacion y el diálogo espontáneo y las normas elementales que rigen la conversación (respeto del turno de palabra, respeto a las opiniones de los demás…).
Igualmente se procurará desarrollar actividades que favorezcan la interacción entre grupos de diferentes edades dentro de la escuela.

SELECCIÓN DE MATERIALES Y RECURSOS

Los criterios de selección de los materiales didácticos que serán adoptados por los equipos docentes siguen un conjunto de criterios homogéneos que proporcionan respuesta efectiva a los planteamientos generales de intervención educativa y al modelo didáctico anteriormente propuesto. De tal modo, se establecen una serie de pautas que dirigirán la selección:

• Los materiales didácticos deben responder a las necesidades de los niños y niñas, y a los proyectos de trabajo a realizar.
• Deben responder a las necesidades de seguridad y manipulación por parte de los niños y niñas de la clase.
• Han de incitar a la exploración, investigación y recreación de variadas situaciones y experiencias.
• Los elementos seleccionados permitirán la multifuncionalidad, así como posibilitar la acción tanto individual como de grupo.
• Se procurará utilizar en el aula los materiales que el alumnado pueda encontrar en su vida diaria y que les puedan permitir diferentes niveles de resolución de las actividades de aprendizaje.
• Se prestará especial atención a la utilización de elementos que provengan del entorno familiar de los alumnos.
• Igualmente, se procurará recuperar y reciclar materiales cotidianos para transformarlos en materiales didácticos.
• Se utilizarán tanto materiales elaborados por el equipo de nivel como otros de origen editorial si fuera necesarios.
En coherencia con lo expuesto anteriormente y teniendo en cuenta las orientaciones y principios didácticos adoptados, se sigue una metodología de trabajo donde la utilización de cuadernos de fichas, entre otros elementos y recursos fundamentales, se convierte en un material didáctico de uso habitual.
Se han establecido una serie de pautas concretas que orientan esta selección y que están plasmadas en la siguiente guía de valoración de materiales didácticos:
1. Se encuadra con coherencia en el proyecto curricular de etapa.
2. Cubre los objetivos del currículo para el nivel.
3. El número de unidades organiza adecuadamente el curso.
4. Los objetivos están claramente explicitados.
5. Los contenidos se han seleccionado en función de los objetivos.
6. La selección de contenidos está adecuada al nivel de desarrollo y maduración de los alumnos/as.
7. Contempla distintos tipos de contenidos.
8. La progresión es adecuada.
9. Integra de una forma plena las capacidades básicas.
10. Parte de los conocimientos previos de los alumnos/as.
11. Asegura la realización de aprendizajes significativos.
12. Despierta la motivación hacia el aprendizaje.
13. Presenta actividades de refuerzo y de ampliación.
14. La cantidad de actividades es suficiente.
15. Permite la atención a la diversidad.
16. El lenguaje está adaptado al nivel.
17. La disposición de los elementos en las páginas aparece clara y bien diferenciada.
18. El aspecto general del material resulta agradable y atractivo para el alumno.
19. Presenta materiales complementarios que facilitan el desarrollo del proceso docente.

ORGANIZACIÓN DE LOS ESPACIOS

La organización de los espacios escolares tendrá en cuenta la necesidad de crear ambientes agradables y funcionales con los que los alumnos puedan identificarse y desarrollarse. Dentro de estos espacios, se han considerado tanto las aulas como otros lugares de la escuela teniendo en cuenta el principio de flexibilidad y diversidad de elección, con el objetivo de respetar y adecuar la intervención educativa a las diversas características individuales y grupales.

El aula

Estará distribuida en distintas zonas de actividad..
• En la organización del aula se prestará especial atención a su disposición, de modo que los alumnos sean capaces de entender la funcionalidad de cada uno de los ambientes.
• Se procurará diferenciar claramente los distintos espacios, de modo que se eviten las interferencias tanto en las tareas realizadas como en su organización y funcionalidad.
• El número de rincones será variable dependiendo de la edad de los alumnos, del momento en que nos encontremos, así como de las incidencias y necesidades que surjan a lo largo del curso; por dificultad de espacio solo tenemos el de asamblea, juego simbólico y biblioteca.
• Los rincones servirán tanto para la realización actividades dirigidas por el educador como para la experimentación y el juego individual de los alumnos.
• Se establecerán colectivamente las normas de utilización de los rincones, prestando especial atención a cuestiones como el número de niños por rincón, la necesidad de recoger y guardar los materiales una vez utilizados, etc.
• Los espacios favorecerán la participación de todos, los desplazamientos, las necesidades fisiológicas y afectivas, la socialización, la autonomía, el control, el trabajo en grupo, el trabajo individual y el trabajo colectivo.

Por otro lado, se prestará una especial atención a la ambientación del aula de modo que se convierta en un espacio cómodo y confortable en el que los alumnos se sientan protegidos y con el que lleguen a identificarse. Para conseguir esto se tomarán las siguientes determinaciones:
• Ambientar el aula teniendo en cuenta las diversas realidades culturales de todo el alumnado del grupo–clase; así como su dimensión social, económica y cultural, su edad, sus intereses y necesidades sociales.
• Utilizar las producciones realizadas por el propio alumnado como elemento de ambientación.

Los espacios comunes

El funcionamiento y la organización de los espacios comunes (patio, sala de psicomotricidad, pasillos, etc.) se atendrán a las decisiones adoptadas en el Proyecto de Centro.
ORGANIZACIÓN DEL TIEMPO

La organización del tiempo se contempla desde dos perspectivas claramente diferenciadas: la confección de un horario general, con el correspondiente desarrollo de las áreas, acorde con su óptima temporalización, y la elaboración de un horario de actividad docente, en el que se plantean las restantes actividades organizativas del centro. En consecuencia, tendremos en cuenta las siguientes variables:

Temporalización de las actividades
La temporalización se regirá por el principio de flexibilidad pero manteniendo una rutina de actividades que permita a los alumnos la creación de hábitos estables de trabajo.
A la hora de planificar la distribución de actividades a lo largo de la jornada diaria se tendrá en cuenta la necesidad de mantener unos ritmos adecuados de alternancia entre:
• Periodos de descanso y periodos de actividad.
• Actividades que requieren atención y concentración y actividades que no las necesitan.
• Tiempo de dedicación a los alumnos que necesitan una atención individualizada.
• Contenidos que trabajaremos de forma globalizada y otros que requieren un tratamiento más sistematizado.
• Tiempo que se dedicará a las actividades colectivas y a las individuales.

Actividad docente

Las actividades de coordinación del equipo docente y de relación con los padres y alumnos revisten una gran importancia en tanto que permiten al profesorado enriquecer el trabajo individual con aportaciones colectivas y establecer criterios de actuación; dar continuidad a los distintos niveles educativos; mantener una actitud abierta hacia innovaciones pedagógicas y posibles cambios en el planteamiento educativo.
En consecuencia, se organizará la actividad docente de modo que ésta cubra las necesidades referidas a:
• Coordinación de equipos
• Coordinación de ciclo
• Coordinación de grupos
• Coordinación pedagógica con las familias
• Acción tutorial
7. EVALUACIÓN
La evaluación se entiende como un proceso integral, en el que se contemplan diversas dimensiones o vertientes: análisis del proceso de aprendizaje de los alumnos/as, análisis del proceso de enseñanza y de la práctica docente, y análisis del propio Proyecto Curricular.

EVALUACIÓN DEL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LOS ALUMNOS Y LAS ALUMNAS

Las características de la evaluación en Educación Infantil (global, continua y formativa) permiten al profesorado de esta etapa encauzar su acción educativa facilitando al alumnado cantidad y variedad de experiencias de aprendizaje con el fin de que cada niño y niña alcance el máximo desarrollo posible en sus capacidades de acuerdo con sus posibilidades.
Evaluar consiste en realizar un seguimiento a lo largo del proceso educativo que, tomando como indicadores de evaluación los objetivos generales del ciclo, permita ponerlos en relación con las características y posibilidades del alumno, orientando y reconduciendo el proceso de enseñanza y aprendizaje.
Entre los procedimientos de información, la observación directa y sistemática, se convierte en un instrumento de primer orden, permitiendo al profesorado realizar el seguimiento a lo largo del proceso educativo, valorando y ajustando su intervención educativa en función de los datos obtenidos.
Como instrumentos de observación que permitirán recoger de manera organizada información individual sobre dicho proceso y, por consiguiente proporcionar datos globales y pautas de actuación con cada alumno, se utilizarán los siguientes elementos:

• Entrevistas con las familias
• El diario de aula
• Las conversaciones con los alumnos
• Las situaciones de juego
• Las producciones de los niños y niñas
La evaluación se concibe y practica de la siguiente manera:

• Individualizada, centrándose en la evolución de cada alumno y en su situación inicial y particularidades.
• Integradora, para lo cual contempla la existencia de diferentes grupos y situaciones y la flexibilidad en la aplicación de los criterios de evaluación que se seleccionan.
• Cualitativa, en la medida en que se aprecian todos los aspectos que inciden en cada situación particular y se evalúan de forma equilibrada los diversos niveles de desarrollo del alumno, no sólo los de carácter cognitivo.
• Continua, ya que atiende al aprendizaje como proceso, contrastando los diversos momentos o fases. Se contemplan tres modalidades:
– Evaluación inicial. Proporciona datos acerca del punto de partida de cada alumno, dándonos una primera fuente de información sobre los conocimientos previos y las características personales, que permiten una atención a las diferencias y una metodología adecuada.
– Evaluación formativa. Concede importancia a la evolución a lo largo del proceso, confiriendo una visión de las dificultades y progresos de cada caso.
– Evaluación sumativa. Establece los resultados al término del proceso total de aprendizaje en cada periodo formativo y la consecución de los objetivos.

Asimismo, se contempla la existencia de elementos de autoevaluación que impliquen a los alumnos/as en el proceso.
EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA Y DE LA PRÁCTICA DOCENTE

Algunos de los aspectos a los que atenderá son los siguientes:

a) Organización y coordinación del equipo. Grado de definición. Distinción de responsabilidades.
b) Planificación de las tareas. Dotación de medios y tiempos. Distribución de medios y tiempos. Selección del modo de elaboración.
c) Participación. Ambiente de trabajo y participación. Clima de consenso y aprobación de acuerdos. Implicación de los miembros. Proceso de integración en el trabajo. Relación e implicación de los padres. Relación entre los alumnos/as , y entre estos y los profesores.
EVALUACIÓN DEL PROYECTO CURRICULAR

A fin de establecer una evaluación plena de todo el proceso se evaluarán los siguientes indicadores:
• Desarrollo en clase de la programación
• Relación entre objetivos y contenidos
• Adecuación de objetivos y contenidos con las necesidades reales
• Adecuación de medios y metodología con las necesidades reales
CRITERIOS GENERALES DE EVALUACIÓN
Proceso de aprendizaje de los alumnos

Evaluar al alumnado en relación con el desarrollo de los objetivos y capacidades establecidas para la etapa y sus características. Entre otros se considerarán los siguientes aspectos:

a) Maduración/nivel evolutivo.
b) Adquisición de hábitos.
c) Dinámica del aula.
d) Dinámica de las salidas realizadas.
e) Comunicación e interacción con sus compañeros y con el educador.
f) Relación con todos los miembros de la comunidad educativa.
g) Asimilación globalizada de los tres tipos de contenidos de las diferentes áreas curriculares.
h) Adquisición de capacidades y estrategias.
i) Realización de las actividades de atención a la diversidad acordadas.
Proceso de enseñanza y práctica docente

Se tomarán como referentes los siguientes indicadores:

a) La adecuación de la secuenciación de objetivos y contenidos a las características individuales del alumnado.
b) Las estrategias organizativas y metodológicas utilizadas.
c) Los recursos materiales y formales utilizados.
d) La labor del educador y su relación con el alumnado.
e) El trabajo en equipo, la coordinación y la coherencia entre los educadores del ciclo respecto a los compromisos adoptados en el PCC.
f) Las condiciones materiales y físicas del aula y del centro para desarrollar los aprendizajes previstos.
g) La colaboración y la participación de las familias.

La evaluación del proceso de aprendizaje de los alumnos/as se realizará atendiendo a las siguientes pautas generales de observación:

Desarrollo del esquema corporal
• Imagen corporal
– Global (niño/niña).
– Segmentaria (partes del cuerpo).
– Articulaciones.
– Lateralidad dominante.
• Percepción sensorial:
– Vista.
– Oído.
– Tacto.
– Gusto.
– Olfato.
• Coordinación motora:
– Equilibrio en las posturas.
– Equilibrio en los desplazamientos.
• Organización espacio-temporal:
– Nociones espaciales (dentro/fuera, arriba/abajo, delante/detrás…).
– Orden espacial (primero/último, en medio…).
– Nociones temporales (velocidad, ritmo…).
– Relaciones temporales (antes/después…).
• Hábitos:
– Higiene corporal.
– Salud y cuidado de sí mismo/a.
– Seguridad personal.
– Alimentación.
• Habilidades manipulativas:
– Disociaciones digitales.
– Presión del útil sobre el papel.
– Presión sobre utensilios.
– Rasgar.
– Picar.
– Recortar.
– Plegar.

Desarrollo afectivo
• Imagen de sí mismo/a:
– Expresión de sentimientos y emociones.
– Confianza y seguridad en sí mismo/a.
– Iniciativa y toma de decisiones.
– Aceptación de pequeñas frustraciones.
• Aspectos de la personalidad:
– Tímido/a – desenvuelto/a.
– Tranquilo/a – nervioso/a.
– Activo/a – pasivo/a.
– Sumiso/a – rebelde.
– Obediente – desobediente.
– Miedoso/a – atrevido/a.
– Agresivo/a – pacífico/a.
– Afectivo/a – distante.

Desarrollo social
• Actitud hacia los compañeros y compañeras:
– Comunicación y relación con el grupo.
– Participación en actividades y juegos.
• Actitud hacia el maestro o maestra:
– Aceptación.
– Solicitud de ayuda.
– Llamadas de atención.
– Dependencia con respecto al educador/a.
• Actitud hacia el material:
– Uso adecuado del material.
– Cuidado y orden del material.
• Actitud hacia el juego:
– En solitario.
– En grupo.
– Espontáneamente con objetos.
– Cambio continuo de juego.
– Aceptación de las reglas de juego.
• Actitud hacia las tareas escolares:
– Interés y colaboración en las tareas.
– Adaptación al ritmo de clase.
• Otras actitudes:
– Adaptación a nuevas situaciones.
– Adaptación a rutinas diarias.
– Autonomía en los espacios escolares.
DESARROLLO INTELECTUAL

Expresión lingüística
• Comprensión oral:
– Comprensión de órdenes sencillas.
– Compresión de explicaciones.
– Comprensión de cuentos.
– Ordenación de secuencias de cuentos.
– Atención.
• Discriminación auditiva:
– Palabras dentro de una frase.
– Sílabas que componen una palabra.
– Fonemas aislados o dentro de palabras.
• Expresión oral:
– Relato de historias.
– Uso del lenguaje (fluidez, variedad…).
– Pronunciación clara.
– Concordancia género/número; número/persona.
Representación matemática
• Cualidades de los objetos
– Color.
– Forma.
– Tamaño.
– Longitud.
• Números y cuantificadores:
– Identificación de números.
– Escritura de números.
– Asociación número – cantidad.
– Cuantificadores básicos.
• Razonamiento lógico:
– Seriaciones.
– Clasificaciones.
– Resolución de problemas.
Expresión artística
• Expresión plástica:
– Dibujar, modelar, estampar…
– Uso de técnicas y materiales plásticos.
• Expresión musical:
– Discriminación de las cualidades del sonido: duración, tono, timbre…
– Reproducción de ritmos.
– Interés por las actividades musicales.
• Expresión corporal y dramática:
– Expresión corporal.
– Expresión gestual.
– Comprensión del mensaje gestual.

ANEXO
ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

Con objeto de establecer un Proyecto Curricular que se ajuste a la realidad de nuestros alumnos/as se realizará una valoración de sus características de acuerdo a los siguientes parámetros:

EVALUACIÓN DEL NIVEL DE COMPETENCIA CURRICULAR DEL ALUMNO
Aspectos a tener en cuenta:
1. Tener en cuenta si se trata de un niño de nuevo ingreso, o si ha estado escolarizado previamente y así decidir el momento más adecuado para realizar la evaluación. En el primer caso será conveniente esperar a que haya pasado el periodo de adaptación, cuando ya esté acostumbrado al aula, en el segundo, se realizará la evaluación a comienzos del curso para poder intervenir lo antes posible.
2. Decidir con qué referente curricular vamos a evaluar al niño:
– Cuando el desarrollo evolutivo del niño esté alejado del nivel madurativo propio de su edad cronológica, se utilizarán como referentes los objetivos generales, contenidos o criterios de evaluación del nivel anterior. De este modo se podrán identificar más fácilmente aquellas lagunas que quedan sin cubrir.
– En aquellos casos en los que el nivel madurativo no se aleje excesivamente del nivel evolutivo de los otros compañeros de su edad, se utilizarán los objetivos generales, contenidos y criterios de evaluación del mismo nivel como referente. De este modo, se podrá establecer claramente la distancia entre lo que el alumno es capaz de hacer y lo que se pide que alcance en este nivel, lo que nos ayudará a definir más claramente el tipo de intervención que llevaremos a cabo. Al señalar lo que el niño es capaz de hacer respecto a cada objetivo, contenido o criterio de evaluación, tanto independientemente como con ayuda del docente, se podrá determinar que tipo de ayuda educativa necesitará, donde ir eliminando ayudas y dónde ir ofreciendo otras nuevas para que vaya avanzando hacia el nivel del aula.
3. Valorar qué áreas curriculares será necesario evaluar con más profundidad. Es necesario fijarse en aquellas donde el niño tiene más dificultades, y dentro de estas seleccionaremos aquellos objetivos, contenidos y criterios de evaluación más importantes.
4. Determinar la estrategia de evaluación teniendo en cuenta que se trata de una evaluación educativa que nos indicará lo que el niño es capaz de hacer en relación con los aprendizajes que proponemos. Las actividades cotidianas del aula nos servirán en muchos casos como actividades de evaluación, pero en algún caso, debido a las características específicas del niño, habrá que diseñar actividades concretas de evaluación para valorar determinados aspectos.

EVALUACIÓN DEL DESARROLLO MADURATIVO
La evaluación propiamente curricular no refleja fielmente el nivel madurativo de los alumnos, que es necesario para realizar una intervención específica. Por eso será necesario realizar una evaluación del niño por áreas de desarrollo que permita valorar aspectos de su desarrollo que no aparecerán en el currículo.
Esta evaluación deberá recoger todos los aspectos del desarrollo: biológicos, intelectuales, motores, comunicativo–lingüísticos, de adaptación e inserción social y emocionales.

Criterios de observación:
Área perceptivo-cognitiva:
– Relación con el juego.
– Relación con los objetos.
– Capacidad de atención.
– Desarrollo del esquema corporal.
– Niveles perceptivos.
– Desarrollo de los conceptos espacio-temporales.
– Pensamiento lógico.
– Capacidad de simbolización.

Área de comunicación y lenguaje
– Capacidades previas: praxias, respiración, deglución, masticación, discriminación auditiva y capacidad articuladora.
– Comunicación gestual comprensiva y expresiva.
– Lenguaje oral comprensivo y expresivo.

Área motora
– Motricidad gruesa: control postural, giros, posiciones, coordinación dinámica general, equilibrio estático, equilibrio dinámico, etc.
– Motricidad fina: coordinación manual, coordinación oculo-manual, habilidades manipulativas, dominancia lateral, grafomotricidad, etc.

Área afectivo-social
– Autonomía personal y social.
– Hábitos de alimentación, higiene, aseo y vestido.
– Normas de comportamiento.
– Interacción con los adultos.
– Interacción con los iguales.
EVALUACIÓN DEL ESTILO DE APRENDIZAJE
Las anteriores observaciones nos permitirán saber qué es capaz de hacer cada niño concreto, pero también necesitaremos saber cómo lo hace, es decir, las características individuales con que este niño se enfrenta y responde a las tareas escolares.
Aspectos a tener en cuenta para la evaluación de los estilos de aprendizaje:
1. Condiciones físico- ambientales en las que responde mejor a los aprendizajes:
Sonido, luz, temperatura, lugar donde se coloca en cada situación, espacios donde se siente más cómodo.
2. Preferencias de agrupamiento para realizar las actividades:
Solo, en pareja con un igual, en pequeño grupo, en gran grupo, individual con la maestra.
3. Preferencias frente a adultos e iguales:
Profesional con el que interactúa mejor, tipo de vínculos afectivos con los otros, contactos y relaciones con los niños.
4. Tipo de refuerzos más positivos para aprender:
Tipo de recompensa, búsqueda de refuerzo, satisfacción ante sus tareas, valoración de su esfuerzo, respuesta a los refuerzos de los iguales.
5. Nivel de atención:
Momentos en los que está más atento, tareas en las que aumenta o disminuye su atención, materiales que refuerzan su atención, tiempo que puede permanecer atento, maneras de captar su atención.
6. Intereses y motivación:
Actividades que le motivan, las que menos le interesan, los contenidos y actividades con los que se siente más seguro y cómodo, situaciones de aprendizaje que le motivan más.
7. Estrategias que emplea para la resolución de tareas:
Están en relación con el modo que tiene de planificar las tareas. Piensa y planifica la respuesta que da, analiza y secuencia los elementos que componen la tarea, se aproxima progresivamente por tanteo (ensayo- error) a la solución, etc.

Las medidas de atención a la diversidad que se adopten como resultado de esta observación podrán ser, entre otras:

Metodologías diversas
El mejor método de enseñanza para alumnos con unas determinadas características puede no serlo para alumnos con características diferentes y a la inversa. Es decir, los métodos no son mejores o peores en términos absolutos, sino en función de que el tipo de ayuda que ofrecen responda a las necesidades que en cada momento demandan los alumnos.
Las adaptaciones en metodología didáctica son un recurso que se puede introducir en las formas de enfocar o presentar determinados contenidos o actividades como consecuencia de:
– Los distintos grados de conocimientos previos detectados en los alumnos
– La existencia de diferentes grados de autonomía y responsabilidad entre los alumnos.
– La identificación de dificultades en procesos anteriores con determinados alumnos.
Estas modificaciones no deberían producirse sólo como respuesta a la identificación de dificultades, sino como prevención de las mismas.
Actividades de aprendizaje diferenciadas: refuerzo y ampliación
Las actividades educativas que se planteen deben situarse entre lo que ya saben hacer los alumnos de manera autónoma y lo que son capaces de hacer con la ayuda del profesor o de sus compañeros, de tal forma que ni sean demasiado fáciles y, por consiguiente, poco motivadoras para algunos alumnos, ni que estén tan alejadas de lo que pueden realizar que les resulten igualmente desmotivadoras, además de contribuir a crear una sensación de frustración nada favorable para el aprendizaje.
Cuando se trata de alumnos que manifiestan alguna dificultad para trabajar determinados contenidos, se debe ajustar el grado de complejidad de la actividad y los requerimientos de la tarea a sus posibilidades. Esto implica una doble exigencia:
– Un análisis de los contenidos que se pretenden trabajar, determinando cuáles son fundamentales y cuáles complementarios o de ampliación.
– Tener previsto un número suficiente de actividades para cada uno de los contenidos considerados como fundamentales, con distinto nivel de complejidad, que permita trabajar estos mismos contenidos con exigencias distintas. También tendremos actividades referidas a los contenidos complementarios o de ampliación para trabajarlos posteriormente.
Material didáctico complementario
La utilización de materiales didácticos complementarios permite ajustar el proceso de enseñanza-aprendizaje a las diferencias individuales de los alumnos. De forma general, con este tipo de material se busca lo siguiente:
– Consolidar contenidos cuya adquisición por parte de los alumnos/as supone una mayor dificultad.
– Ampliar y profundizar en temas de especial relevancia para el desarrollo del área.
– Practicar habilidades instrumentales ligadas a los contenidos de cada área.
– Enriquecer el conocimiento de aquellos temas o aspectos sobre los que los alumnos muestran curiosidad e interés.
Agrupamientos flexibles y ritmos diferentes
La organización de grupos de trabajo flexibles en el seno del grupo básico permite:
– Que los alumnos/as puedan situarse en distintas tareas.
– Proponer actividades de refuerzo o profundización según las necesidades de cada grupo.
– Adaptar el ritmo de introducción de nuevos contenidos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s